DEMOCRACIA y DINERO

Tras muchas décadas de debate público acerca de la influencia que ejerce el dinero (y sus poseedores) sobre el funcionamiento democrático en general y sobre la agenda pública en particular, resulta evidente que la ciudadanía es sensible a la cuestión del financiamiento de la política, y está atenta a ello. [LEER +: Argentina 2019]

Basta observar la efervescencia que generó la reglamentación de la ley de Financiamiento de los partidos políticos allá por julio de 2019, cuando los titulares periodísticos repetían sin cesar que era oportuno dar transparencia a los aportes privados, y regular el gasto de los políticos. [LEER +: La Influencia del dinero]

Más aun. No existen, en las democracias contemporáneas, voces públicas que estén en desacuerdo con la premisa que afirma que la ciudadanía tiene que ejercer un control activo sobre el financiamiento de la política.

Hay que considerar, empero, que los acalorados debates no sólo se dan en el terreno normativo (léase, cómo debería ser ese control ciudadano), sino también en el nivel de la implementación de la política (cómo los mecanismos regulatorios resultan viables frente a ciertas restricciones). En este trabajo próximo a publicarse por el sello Editorial Biblos analizo el financiamiento de la política democrática como un asunto de justicia distributiva que incluye una esfera global y una dimensión específica.

Me propuse enriquecer el análisis distributivo (quién financia qué y entre quiénes) que está detrás del debate sobre el financiamiento de la política democrática, revisando las diferentes perspectivas teórico-normativas sobre la participación política, pero también, incorporando las preferencias ciudadanas sobre modelos democráticos más acordes con la democracia directa.

En este sentido Democracia y Dinero pone en dialogo a los partidarios de la democracia directa con los defensores de la democracia representativa. Para ello me he servido de dos modelos conceptuales: el primero, coloca el principio de equidad entre los candidatos y partidos; el segundo, coloca el principio de equidad al nivel de la ciudadanía. Este último punto permite explorar en qué medida podría aplicarse el sorteo, tanto a nivel normativo, como instrumental, en la siempre renovada aspiración ciudadana de tener bajo control la influencia del dinero sobre la democracia.

Título: Democracia y Dinero
Editorial: Editorial Biblos
Lugar: Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Lanzamiento: Abril 2020