Episodio 20. PUEBLO y ESTADO DE DERECHO

Categories
You are here:
< All Topics

PUEBLO y ESTADO DE DERECHO. SOBRE LA JUDICIALIZACIÓN DE LA POLÍTICA y EL LAWFARE

RESUMEN

El presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene, tal y como lo muestran en su conjunto las distintas encuestas publicadas de enero a la fecha, un 60% de aprobación en promedio. Ni el COVID-19 ni la actual crisis económica parece haber horadado ni dañado sus casi dos años de gestión.

Esta cifra no es menor, si se considera que bajo condiciones normales sus predecesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, mantenían a dos años de su gestión 64% y 45% de aprobación respectivamente, la gran interrogante que se desprende es:  ¿por qué el presidente AMLO, contra todos los pronósticos, mantiene un nivel de aceptación favorable en lo general? Aunque la evaluación en lo particular es negativa (tales como la gestión económica, la seguridad pública, el combate a la pobreza e incluso en el combate a la corrupción -su principal bandera) su aprobación general es muy positiva.

Si partimos de la premisa de que la aprobación presidencial es el reflejo de la gestión que el primer mandatario está instrumentando ¿Qué elementos de juicio/evaluación le está ofreciendo AMLO a la población mexicana que, pese a una crisis económica de gran calado y a una polémica gestión de la pandemia, estos le siguen brindando un apoyo más que mayoritario?

Para ERIZO Podcast, la respuesta estriba en la contraposición que existe entre la reciprocidad (responsiveness) y el Estado de Derecho (Rule of Law). En otras palabras: el gobernar acorde a las preferencias y deseos de los ciudadanos aún cuando esto implique vulnerar los diques constitucionales establecidos para limitar, precisamente los posibles excesos de un gobierno mayoritario.

Ejemplos sobran últimamente. La promoción de un juicio popular a expresidentes, el trato preferencial al ex director de Petróleos Mexicanos frente al encarcelamiento de la ex secretaría de desarrollo territorial (ambos integrantes del gobierno anterior), dan muestra que el presidente conoce que el resorte principal de movimiento de la opinión pública es la emoción más que la razón. Complacer a las mayorías entraña riesgos que los gobiernos populistas al parecer están dispuestos a afrontar.

Previous Episodio 21. ¿PAÍS DE UN SOLO HOMBRE?
Next Episodio 19. A SALVO ESTÁ EL QUE REPICA
Índice