Episodio 4. COVID-19 y LOS PROCESOS ELECTORALES

Categories
You are here:
< All Topics

COVID-19 y LOS PROCESOS ELECTORALES

RESUMEN

Los procesos electorales, las elecciones como comúnmente les llamamos, constituyen el mayor esfuerzo de acción colectiva en las democracias modernas.

Cada elección no sólo pone en liza a las distintas opciones o alternativas que compiten por el voto del pueblo, sino también un cúmulo de esfuerzos institucionales y de estrategias de comunicación política encaminados a ofrecer, por un lado, la llamada certeza de la incertidumbre sustantiva y por otro los incentivos necesarios de naturaleza simbólica y material para que las personas acudan a votar y voten por una propuesta o candidato determinado.

En el primer caso, estamos ante el esfuerzo de poner en marcha el llamado método institucional (Schumpeter, 1957), encargado de organizar los tiempos, procedimientos, reglamentar la competencia y la distribución de los cargos de representación y de gobierno, de tal forma que 1) nadie tenga asegurado el triunfo ex ante, y 2) brinde las garantías e incentivos normativos para que las personas acudan a votar.

En el segundo escenario, nos encontramos en el campo de la comunicación política, el cual consiste en las distintas estrategias discursivas, mediáticas y simbólicas que los distintos aspirantes a cargos electivos, utilizan en cada campaña electoral para convencer a la gente de ir a votar y voten por su oferta programática en lo particular.

En suma, cada mecanismo institucional y estrategia de comunicación, tiene como objetivo ofrecer los incentivos para que el ciudadano maximice los beneficios y soslaye los costos del acto de votar.

La emergencia provocada por el COVID-19, ha colocado sobre la mesa la posibilidad de aplazar y/o modificar la forma en que se llevarían a cabo este año, los procesos electorales en determinados países del mundo. Al momento de grabar este episodio Bolivia suspende indefinidamente sus elecciones Presidenciales; en México el Consejo General del INE aprueba suspender los  electorales; en Estados Unidos distintos estados de la Unión Americana han decidido posponer y re-agendar la fecha de sus elecciones primarias, encaminadas a elegir tanto del lado demócrata como del republicano a los futuros contendientes de la contienda Presidencial.

Ante la posibilidad de que la emergencia sanitaria pueda llegar hasta septiembre, comienza ya a discutirse no solo fechas sino también distintos procedimientos de agregación de votos que eviten el contacto e interacción entre individuos.

¿El COVID-19 nos coloca ante la posibilidad de que se transforme radicalmente la emisión del sufragio? ¿Los distintos actores involucrados, a favor y en contra, tendrán que replantear sus posturas ante una vieja discusión que recobra bríos como lo es  la posibilidad de votar electrónicamente? ¿Qué repercusiones tendrían estos procedimientos en democracias emergentes o poco consolidadas? ¿La pandemia modificará la percepción de desconfianza que aún prevalece en mucha gente que acusa de que pervive una profunda incertidumbre institucional en la emisión y agregación de los votos?

Lo anterior supone un reto en materia de ingeniería constitucional, además de que modificará los términos del debate en torno a la adopción de procedimientos alternos que busquen modificar la emisión del sufragio y que esta no se realice única y exclusivamente en un día y/o de forma presencial.

Previous Episodio 5. ECONOMÍA POLÍTICA y COVID-19.
Next Episodio 3. El COVID-19 EN CONTEXTO POLÍTICO
Índice