POPULISMO

En la actualidad gran parte de la opinión pública y publicada está enredada/atrapada en discusiones sobre el “populismo”. Hay proyectos de investigación -como el de Team Populismo impulsado por The Guardian–  que tratan de dar seguimiento en tiempo real a las democracias que se supone atrapadas en dinámicas populistas. Las perspectivas y abordajes son múltiples, los desafios intelectuales son prometeicos. Más allá de lo que sabemos sobre el populismo, lo que sabemos que no sabemos y las limitadas intuiciones sobre lo que ignoramos, algo flota sobre el aire democrático de estos años: ¿Qué privilegios se supone que el actual populismo viene a abolir/desmantelar? Esta pregunta, quizá, nos ayuda a comprender por qué muchos demócratas sinceros abrazan con fuerza la ola populista.

¿El venablo/dardo populista se clava en un contexto de malestar por los rendimientos democráticos, pero en qué blanco acierta? El populismo: ¿a qué privilegios apunta? Sin embargo, ¿a cuál blanco efectivamente acierta?

En populismo contemporáneo en mayor o menor grado apunta a tres dimensiones bien identificables:

Antiglobalización, antineoliberalismo. Esto se relaciona, aunque en diferentes planos, con tres asuntos: i) la ingnorancia del votante (en general existe un sesgo cognitivo pro-proteccionista, ii) con la predominancia del sentimiento anticapitalista en las élites intelectuales de las democracias (asunto remarcado, entre otros, por Hayek y Nozick), finalmente, iii) la utilización del neoliberalismo como significante vacío para reestructurar nuevos discursos anticapitalistas en general, sobre la economía del conocimiento en particular (economía de lo común, etc.).

Tecnocracia. Como la tecnocracia se convierte en un enemigo natural de lo político, el populismo paga un precio excesivo: desplaza la discusión de la tecnocracia al nivel de la igualdad de oportunidades. La tecnocracia sale de la órbita de la epistocracia y se inserta en una cuestión distributiva (en el mejor de los casos) o de lucha de ricos contra pobre (en el peor).

La post-verdad y el debate sobre las evidencias. Aquí lo interesante es que el actual populismo no tiene tapujos en incentivar las visiones comprensivas del bien en los debates públicos en la medida que esto resulte de utilidad para reducir los espacios institucionales de procesamiento de desacuerdos fácticos. 

En esta emisión nos concentramos en la cuestión de la tecnocracia y sus desplazamientos hacia los niveles institucionales de procesamiento de los desacuerdos fácticos en las actuales democracias. 

El populismo contemporáneo promete eliminar los privilegios de cierta “tecnocracia” relacionada con lo que se conoce como neoliberalismo, pero engorda o alimenta -quizá sin desearlo- una nueva tecnocracia: la algocracia. Un nuevo poder centrado en los algoritmos que están detrás de las escenas virtuales y la incorporación de la política gamificada.

Para incorporar los sentimientos a la política no hace falta matar los datos #ERIZOpodcast Click To Tweet

Licenciado en Economía, Master en Ciencias Sociales y Doctor en Filosofía. Sus publicaciones recientes abordan diferentes aspectos del funcionamiento democrático, especialmente los referidos a la relación entre los resultados y la calidad democrática. Desde 2013 es investigador en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de la República Argentina.

Politólogo. Dr. en Ciencias Sociales por la FLACSO Sede México. Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, sus líneas de trabajo versan sobre: Comportamiento político, opinión pública y comunicación política.

1 comment
  1. Falto mencionar que en México ademas, se ligo la imagen negativa del neoliberalismo con el personaje mas criticado de las ultimas decadas. Carlos Salinas quien es representate de la elite educada bajo la escuela de Chicago cuyo mayor academico es Freedman con su teoria del adelgazamiento del estado.

Leave a Reply to Julio César Villaseñor Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like